Weinsberg

Atrapa tu sueño, como los Zapp

“Debemos escribir otro post”, pensaba desde hacía días. Pero no nos gusta escribir por escribir. Siempre tiene que haber algo que enganche al lector (o al bloguero…). No es necesario que refleje cosas de la aventura así, sin más. Nosotros seguimos teniendo mucho que explicar. Fueron varios meses fuera de casa, viviendo en la furgo y en contacto permanente con la gente de ahí donde pasábamos.
Una de las cosas que van cambiando a medida que avanza una aventura es la sensación de inseguridad. A menudo, cuando preparas un viaje de estas características sentado delante del ordenador, leyendo periódicos, viendo las noticias en televisión, escuchando a amistades alarmistas te vuelves paranoico. Empiezas el viaje pensando que quizás te robarán, que serás atacado, detenido, que quizás te secuestren. Vamos, que desaparecerás de la faz de la tierra. Evidentemente, no hay manera de saber qué ocurrirá, pero a medida que pasan los días te vas relajando llegando incluso a ponerte en peligro. De eso sólo te das cuenta cuando estás de vuelta. Y ni así.
Nosotros no nos vimos en problemas en ningún momento. Ni en Mauritania, ni en Malí, ni en Costa de Marfil. Evidentemente hay ocasiones en las que no ves las cosas claras. Hubo un momento de pánico cuando vimos que no podíamos acceder a Guinea Conakry y teníamos que ir a Malí. Yo lo sufrí. Los nervios te bloquean y no consigues ver nada de manera positiva. Pero Claudia estaba allí para calmar los ánimos y ver las cosas de otra manera. Debíamos seguir para llegar a Ghana. Y esa era la única ruta posible. Los que habéis seguido el blog ya sabéis que fue una de las mejores decisiones de nuestra vida. La gente de Malí es impresionante.
A veces lloro. Lo hago sólo. Me sobreviene una tristeza tremenda recordando lo que vivimos. Es como la morriña galega. Supongo, porque yo soy catalán. Pero lo que está claro es que esos recuerdos te hacen soñar. Incluso a veces desconectar. Te impiden prestar atención a lo que estás haciendo. Como ahora, que estoy en la montaña pero me acabo de trasladar a Burkina Faso. Porque ya sabéis que no queríamos volver.
Unos años antes de partir empecé la lectura de “Atrapa tu sueño”, muy recomendable para los que piensan en cambiar el rumbo de sus vidas algún día. De qué trata? De una pareja que un buen día lo dejaron todo para ponerse en ruta al volante de un antiguo coche de los años 20 (un Graham-Paige de 1928) y cruzar el continente americano desde Argentina hasta Alaska. Fue el primero de una serie de viajes impresionantes que aún hoy siguen llevando a cabo con ese mismo vehículo. Lo puedes adquirir haciendo click aquí. Nosotros hemos empezado a perseguir nuestro sueño, como el título del libro de Candelaria y Herman, “los Zapp”. Y lo atraparemos seguro. En ese libro, una referencia para todo aquel que decide cambiar su vida para vivirla y disfrutarla (y si obviamos la profunda religiosidad de la pareja), hay una cita que dice:
“Lo que ustedes están haciendo es el sueño irrealizado de muchos de nosotros, que vemos pasar los años y las oportunidades por motivos que no tienen razón de ser. Un sueño realizado es la mayor fortuna que un hombre puede llegar a tener. Pase lo que pase, seguirá con él, nadie podrá quitárselo. Ni la muerte. Porque lo llevará guardado en el alma”

Poco más se puede decir. Considero que es una verdad irrebatible. No hay nada mejor que un recuerdo. Pero la vida sigue. Y volver a viajar es difícil. Y sobre todo, costoso. Tenemos decidido cuál será nuestro próximo destino: Asia. Pero hasta que ese momento llegue y podamos acumular otro recuerdo que ni la muerte pueda arrebatarnos, debemos seguir luchando para poder seguir persiguiendo nuestro sueño… hasta atraparlo.

De momento hemos cambiado la calidez de la gente africana, los kilómetros y kilómetros de desierto, las noches en vela por el calor, los mosquitos y las comidas picantes por horas y horas en el estudio de fotografía de Claudia y por un trabajo a tiempo parcial en una estación de ski que no me deja ni un fin de semana ni un festivo libre hasta después de semana santa. Tenemos que ahorrar mientras pensamos en proyectos, como pasar un par de meses en Sardegna para hacer un reportaje que hace tiempo que a Claudia le ronda por la cabeza, o mientras intentamos mover el documental que realizamos en Ghana con las supervivientes del cáncer de mama de los hospitales Peace & Love.

Para los que no lo sepan, ese reportaje debía haber aparecido en la revista Yodona coincidiendo con el día mundial del cáncer de mama que se celebra en octubre, pero a una semana de publicarse y con todo hablado y pactado se tiraron atrás no sabemos aún muy bien porqué. Ellos se basaron en que las fotografías eran duras. El cáncer es una enfermedad dura. Claudia hizo un trabajo excelente para lograr reflejar lo que esas mujeres llegan a sufrir en un continente en el que esta enfermedad sigue siendo tabú. En fin, que nos dejaron tirados y sin cobrar. Y lo que duele más: sin saber nada más de ellos pese a los mails que les enviamos. En fin…

Seguimos adelante. No hay nada que nos pueda parar. Como dice la canción Mar, el poder del mar de Delafé, “esto no se para!”. Nos costará más que en la primera ocasión, pero lo conseguiremos. Estoy seguro de ello.

IMG_9956

IMG_9928

IMG_9360

IMG_9071

IMG_8580

IMG_8539

IMG_7873

IMG_5424

IMG_5412

DSCF0574

DSCF0893

DSCF0911

IMG_5038

IMG_4893

IMG_4987

IMG_4512

IMG_9922

IMG_9920

IMG_9383

IMG_9332

IMG_9374

IMG_9211

IMG_9226

IMG_9109

IMG_8079

IMG_8055

IMG_7576

IMG_7569

IMG_7063

IMG_6407

IMG_7025

IMG_6394

IMG_9354

IMG_6393

IMG_6364

IMG_6280

16

dos botes

Categorías: 10fronterasfotofurgo, aventura, breast care international, camper, campervan, cancer, claudia maccioni, jose ramon puig, ONG, overland, Patrocinador, peace and love hospital, T3 Syncro Weinsberg, volkswagen vehiculos comerciales, vw, vw t3, vw t3 syncro, Weinsberg | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Lo que nos hacía rabiar

Hace ya unos días que llegamos a Barcelona. Llegamos a Barcelona, que no quiere decir que hayamos vuelto. Los recuerdos de lo vivido son imborrables. Y lo serán para toda la vida. En tres meses y medio hay días para todo: para la felicidad y para la tristeza; para reír y para llorar; para pasar calor y para pasar frío; para cansarse y para descansar; para hacer fotos y para hacer vídeos; para conocer a gente y para despedirse. Para vivir.

Es duro volver a poner los pies en el suelo de un país desarrollado y de una ciudad como Barcelona. Ves a la gente de otra manera. Los primeros días te horrorizas cuando accedes a un centro comercial y ves lo superficiales que podemos llegar a ser. Queremos irnos. Y cuanto antes lo logremos, mejor.

Queremos irnos para volver a conocer (volver a conocer, curiosa construcción…) a gente de otras culturas. A PERSONAS, en mayúsculas. Personas que nos han abierto su corazón, que nos han ofrecido todo lo que tenían, por muy poco que fuese. Echamos de menos hablar con los policías de los controles de carretera, que se quedaban alucinados al ver el tatuaje de letras árabes que llevo en el antebrazo. Lo traducían y reían. Echamos de menos perder tres horas para cruzar una frontera ahora que sabemos cómo movernos y evitar a los vividores que se creen que eres mercancía y te piden dinero por no hacer absolutamente nada. Queremos sentir de nuevo los nervios de desviarnos de la ruta marcada y acceder a un camino sin saber muy bien donde va a parar. Echamos de menos conducir con el viento entrando por las ventanas y el sol pegando en nuestras caras. Nos teníamos que poner crema protectora para no quedar carbonizados. Y así una anécdota tras otra. Hasta poder llenar un libro.

Nos gusta viajar. Y lo hacemos con gusto. Nos encanta interactuar con los demás. Nos apetece pasar calor en el desierto porque sabemos que por la noche el frío se nos echará encima y podremos encender una fogata para calentarnos. Nos apetece mojarnos con las lluvias torrenciales que dejan todo embarrado, ponernos unas zapatillas de deporte y caminar. Pocas cosas hay que puedan igualar la sensación de caminar por pueblos y ciudades en los que acaba de caer una buena tormenta aunque, como nos pasó en Bobo, nos haya obligado a coger un taxi que no podía resistir el agua y se paraba irremediablemente. Nos gusta buscar lugares para dormir aunque tengamos que empezar la búsqueda a las 3 de la tarde.

Discutimos varias veces a lo largo de los tres meses y medio que duró la aventura. Eso no se le escapa a nadie. Pero lo hicimos a gusto. Discutíamos porque pasar 24 horas juntos en una furgoneta pasando calor, frío, con lluvia, con tormenta de arena, con cansancio, con pena, con nervios, con alegría… pues no es fácil. Pero recompensa hasta límites insospechados. Ahora sabemos que podemos afrontar nuevas aventuras juntos. Y lo haremos. Sin duda. Estar de vuelta en Barcelona es solo un trámite.

Muchos quieren vivir una aventura en su vida. Viajar de otra manera durante un tiempo. Cambiar sus costumbres y olvidarse de todo. Después, a la vuelta, la rutina se convierte en la nueva aventura. No queremos que nos pase eso. Queremos vivir una vida de aventuras y viajes. Y lo haremos. Sin duda. Lo que nos hacía rabiar nos empuja a ello. Porque ahora nos encanta.

IMG_5721

IMG_5702

IMG_5662

IMG_5641

IMG_5626

IMG_5514

IMG_5492

IMG_5488

IMG_5469

IMG_5403

IMG_5401

IMG_5355

IMG_5034

IMG_5028

IMG_4913

IMG_4902

IMG_4865

IMG_4496

IMG_4494

IMG_4489

IMG_4181

IMG_0033

Categorías: 10fronterasfotofurgo, aventura, breast care international, camper, cancer, claudia maccioni, goodyear, jose ramon puig, ONG, overland, Patrocinador, Patrocinio, peace and love hospital, T3 Syncro Weinsberg, volkswagen vehiculos comerciales, vw, vw t3 syncro, Weinsberg | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 5 comentarios

¿Cuántas farolas tiene tu pueblo?

Muchas ciudades europeas miden su competitividad con sus vecinas en aspectos como los servicios que tiene, los supermercados, los centros comerciales, las universidades, el equipo de fútbol o incluso las marcas de los coches matriculados. Pero deben estar equivocándose en algo. Que tu ciudad sea más importante que cualquier otra lo da el número de farolas que tiene a la entrada y a la salida de la calle principal. Hemos visto ciudades con kilómetros y kilómetros de farolas dándote la bienvenida, con grandes avenidas llenas de polvo y farolas por todas partes. Una seguida de otra. Y da igual la forma. Se pueden combinar farolas antiguas con algunos diseños que se denominarían “arriesgados” incluso para ciudades de diseño como Barcelona. Y entre medio de esas altas farolas, otras más modestas, las típicas que puedes ver en cualquier pueblo del pirineo.

Ejemplos los hay en todas las zonas por las que hemos pasado: El Alayún, Tarfaya, Guelmin o Tiznit en Marruecos; Nouackchott en Mauritania; Kayes o Sikasso en Malí; Bobo en Burkina; Yamoussoukro en Cote d’Ivore; Volgatanga en Ghana; o Thiés en Senegal. Parece ser que cuantas más farolas mejor. Con un denominador común. Ninguna funciona por la noche…

Y deberían, pues en cuanto anochece no se ve absolutamente nada. Y muchas veces tienes miedo de atropellar a alguien, a algún niño. Sobre todo en Senegal. Hay niños por la calle. Muchos niños y de toda clase. Los hay que van camino a la escuela. Hay algunos que pasan el rato mirando la gente pasar. También hay niños que juegan al futbolín. Y hay otros que viven en la calle. Senegal es el país de los niños. Hay tantos que parece una guardería. Pero los que llaman la atención son los niños de la calle. Los encuentras con sus latas vacías pidiendo que les eches no dinero, sino comida. La historia de estos pequeños es casi siempre la misma: una familia de la zona rural le confía a un familiar que vive en la ciudad el cuidado de uno de sus hijos. Pero ese familiar no quiere hacerse cargo del niño y lo abandona a su suerte. Muchos no saben dónde nacieron, ni cual es el poblado en el que viven sus padres. Existen algunas ONG’s en países como Ghana que intentan darles una profesión para el futuro, pero son sólo unos pocos afortunados los que acceden a esas ayudas.

Senegal, tan grande y tan verde. Llueve. Es el primer país donde la época de lluvias se deja notar. O el último, según se mire. Pero aquí, dejando a un lado Tambacunda y Kaolak llegas a Dakar y ves que algo no anda bien. En la capital se mezclan coches de lujo con humeantes vehículos de más de 40 años; mansiones de tamaño imponente con chabolas a sus lados; tiendas de lujo con vendedores ambulantes de huevos duros. Aquí, a Dakar, fueron a parar todas las sedes de las grandes empresas y organizaciones mundiales que huyeron de la guerra de Cote d’Ivore. El sueldo medio de un senegales es de 100.000 cefars, poco más de 150 euros. Pero el señor de World Food Programme (o Programa Mundial de Alimentos) que no hace nada más en todo el día que asistir a cursos de formación (en Senegal los cursos de formación son remunerados) dispone de un coche de 60.000 euros, dietas pagadas, casa pagada y sueldazo. Y no debemos olvidar que WFP forma parte de las Naciones Unidas y lucha contra el hambre… No nos parece la mejor manera de luchar contra nada el vivir como un rico cuando a tu alrededor hay gente que se tiene que espabilar con un euro al día.

Pero en este país hay cosas fantásticas, como nuestro querido Zebrabar. Hemos vuelto a estar allí. No podía ser de otra manera. La paz y la tranquilidad y el ambiente y la naturaleza. Todo junto en este estratégico campamento. Allí seguía la laguna, las mesas al borde del agua, las cabañas, las palmeras, los cocos, los empleados que son como de la familia… Queríamos llegar como fuese, aunque tuviéramos que dormir en una gasolinera a medio camino. Esta vez accedimos a través de una pista por el sur. 13 ó 14 kilómetros que las lluvias habían dejado llenos de trampas. Pero llegamos. Queríamos quedarnos dos noches, pero una gastroenteritis nos obligó a quedarnos cinco días. No estuvo mal, sobre todo pensando que la siguiente etapa nos llevaba a Mauritania y a Rosso… No pudimos acceder a Diama porque las lluvias habían inundado la pista de acceso. Volvíamos al infierno.

IMG_9892

IMG_9868

IMG_9837

IMG_9814

IMG_9775

IMG_9751

la foto-11

Categorías: 10fronterasfotofurgo, aventura, breast care international, camper, campervan, cancer, claudia maccioni, jose ramon puig, ONG, overland, Patrocinador, Patrocinio, peace and love hospital, senegal, T3 Syncro Weinsberg, Volkswagen Vehiculos Comerciales, vw t3, vw t3 syncro, Weinsberg | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 3 comentarios

Comienza 10fronterasfotofurgo

Empezamos con los posts de la aventura. De momento hemos tenido suerte y disponemos de Internet en casi todos lados, lo que nos permite poder estar conectados con asiduidad. Y lo aprovechamos para empezar a contar en nuestro blog cómo discurren las cosas. Las fotos están hechas con nuestra última adquisición, una Fujifilm X100 que por el momento hemos decidido que será la encargada de ilustrar nuestro blog. Las fotos de la Canon EOS 5D Mark III (las buenas… ;-)) las podréis ver en la exposición que está organizando Volkswagen Vehículos Comerciales para nuestra vuelta.

Salimos ayer desde Barcelona. A las 10 de la mañana zarpó el barco de Grandi Navi Veloci con destino al puerto de Tánger. El camarote era amplio y aprovechamos para descansar del ajetreo de las últimas semanas. La boda y el viaje han consumido el 100% de nuestro tiempo y de nuestras fuerzas. Así que bienvenida fue la siesta y las 10 horas de descanso nocturno. La discoteca tampoco nos molestó excesivamente, pues en ella se habían instalado dos funcionarios marroquíes con sus portátiles para realizar los primeros trámites aduaneros. Pasamos un buen rato haciendo cola y hablando con los diferentes voluntarios que la organizaban. Por cierto, las mujeres no hacen cola si el coche está a su nombre, pero este no era nuestro caso. Así que estuvimos un par de horas entretenidos.

Y llegamos a Tánger, puerta de entrada a África. Supoerar la aduana fue más fácil que el desembarque. Colas, bocinas, furgonetas cargadas hasta los topes, peatones, policía. Faltaban ojos para controlar todo lo que pasaba alrededor de la furgoneta. Salimos dirección a Chefchaouen rápidamente… pero por la carretera equivocada. En vez de circular por la N2, que discurre por el interior, nos desviamos por la carretera de la costa, donde un viento infernal nos esperaba y nos acompañaría hasta Tetouan. Desde allí, tranquilamente hasta encontrar los desvíos correspondientes (cosa nada fácil ni con un GPS offroad…). La carretera que va desde Tetouan hacia Chefchaouen soporta mucho tráfico de camiones lentos. Y los adelantamientos nos ponían los pelos de punta.

Chefchaouen aparecía en lo alto de una colina y el camping está en lo alto de lo alto de esa misma colina. Un último esfuerzo para la Syncro, que de momento se está comportando perfectamente. Nos acomodamos, cambiamos nuestras vestimentas por unas más cómodas y frescas y nos fuimos a visitar la Medina de calles estrechas y paredes entre el blanco y el azul celeste. Mañana pondremos rumbo a Fes.

tanger

Categorías: 10fronterasfotofurgo, cancer, claudia maccioni, Facebook, jose ramon puig, ONG, Patrocinio, T3 Syncro Weinsberg, Volkswagen Vehiculos Comerciales, vw, vw t3, vw t3 syncro, Weinsberg | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 comentario

10fronterasfotofurgo llega a Marruecos

La aventura solidaria junto a Volkswagen Vehículos Comerciales llega al puerto de Tanger, en Marruecos, primera etapa de 10fronterasfotofurgo. Tras más de 24 horas de navegación, ahora empieza lo bueno!

image

image

Categorías: 10fronterasfotofurgo, camper, campervan, claudia maccioni, Facebook, goodyear, Instagram, jose ramon puig, Patrocinador, Patrocinio, Ruta, T3 Syncro Weinsberg, Twitter, volkswagen, Volkswagen Vehiculos Comerciales, vw, vw t3, vw t3 syncro, Weinsberg | 1 comentario

Por la ciudad

http://instagram.com/p/Z6QygIw_FZ/

La Syncro está pasando unos días por Barcelona para ponerse en forma. Con la ayuda de Volkswagen será revisada a fondo en un concesionario oficial!!

image

Categorías: 10fronterasfotofurgo, camper, campervan, claudia maccioni, Facebook, Instagram, jose ramon puig, Patrocinador, Patrocinio, T3 Syncro Weinsberg, Twitter, volkswagen, vw, vw t3, vw t3 syncro, Weinsberg | Etiquetas: , , , , , , | 2 comentarios

Primeros regalos de nuestros patrocinadores

http://instagram.com/p/ZY1XnZw_CU/

image

Categorías: 10fronterasfotofurgo, camper, campervan, claudia maccioni, Facebook, goodyear, Instagram, jose ramon puig, Patrocinador, Patrocinio, T3 Syncro Weinsberg, Tienda, Twitter, volkswagen, vw, vw t3, vw t3 syncro, Weinsberg | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Muchos comentarios en esta foto. Curioso…

http://instagram.com/p/ZLzFasw_Hx/

Categorías: 10fronterasfotofurgo, camper, campervan, claudia maccioni, Facebook, Instagram, jose ramon puig, T3 Syncro Weinsberg, Tienda, Twitter, volkswagen, vw, vw t3, vw t3 syncro, Weinsberg | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

Mejoras en la furgo. Ya queda menos…

http://instagram.com/p/ZGUfKvQ_JC/

image

Categorías: 10fronterasfotofurgo, camper, campervan, claudia maccioni, Facebook, Instagram, jose ramon puig, T3 Syncro Weinsberg, Twitter, volkswagen, vw, vw t3, vw t3 syncro, Weinsberg | Etiquetas: , , | Deja un comentario

La furgo necesita sus cuidados

En breve colgaremos en el blog un post más completo sobre los cambios, mejoras y cuidados que le vamos haciendo a la Syncro. Mientras tanto, una foto para poneros en situación…

http://instagram.com/p/YvN3uuw_CJ/

image

Categorías: 10fronterasfotofurgo, camper, campervan, claudia maccioni, Facebook, Instagram, jose ramon puig, T3 Syncro Weinsberg, Twitter, volkswagen, vw, vw t3, vw t3 syncro, Weinsberg | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.