Seguimos por Marruecos

Parece que le hemos cogido el gusto a este país. El carácter y el comportamiento de la gente ha cambiado mucho. Ya no llevas una docena de niños y jóvenes detrás, gritando que les des algo por enseñarte la dirección correcta cuando te has perdido, pidiendo un regalo por el simple hecho de ser extranjero, intentándote timar a la que te despistas. Todo eso, de momento, se ha acabado.

Lo pudimos comprobar en Fes. Solo llegar a la ciudad nos asaltó un hombre en moto al grito de: “camping? camping?” a lo que le dijimos que sí. Nos acompañó hasta la puerta del camping y no nos pidió nada a cambio. Primera sorpresa. Después, en la visita a la Medina de la ciudad, tranquilidad total. Es cierto que íbamos con un guía oficial (mujer), pero es que en ningún momento nos molestaron para nada. Así pudimos disfrutar de la visita… y del calor.

Fuimos a Fes a visitar la zona de los curtidores y a tirar algunas fotos desde las terrazas. Pero esta vez incluso pudimos acceder a la zona donde trabajan las pieles para sentir, ni que fuese por un momento, lo que ellos viven cada día.
Evidentemente lo primero que llama la atención es el olor. Es soportable si estás concienciado de adonde vas. Pero si se es un poco impresionable lo puedes llegar a pasar muy mal. Disfrutar del momento es lo mejor que puedes hacer. Y si ves orejas por el suelo, pezuñas, trozos de animal difíciles de identificar o se te manchan los pies de ese líquido mezcla de sangre, tinte, agua y cal pues no pasa nada…

Tras la visita y con un calor insoportable que te deja grogui te puedes ir a pasear por la zona que los oriundos llaman el centro. Fes está dividida en tres grandes barrios: la Medina del siglo VIII (que a su vez se divide en dos), la zona nueva (que era del siglo XIII) y el centro que es del siglo XX. Allí se puede cenar. Pero olvídate de los platos típicos árabes. A los marroquíes les gusta comer platos de otros países. Dicen que sus comidas típicas las cocinan cada día en casa y que si sales a un restaurante no vas a comer lo mismo que en tu casa, no? Así que una crepe, una tortilla, una pizza o un panini es lo que puedes encontrar. Los restaurantes de comidas típicas son para turistas… Después de la cena, un taxi te llevará al camping. No hay que negociar nada. Los taxis de las ciudades llevan taxímetro. 14 dirhams del centro al camping, que estaba como decía nuestra guía “en el culo del mundo”.

A la llegada al camping, sorpresa en forma de boda marroquí. Todo muy kitsch y muy jolgorioso. Hasta las 2.30 de la mañana no pudimos dormir…

Nos despertamos bien pronto para ir a Rabat fresquitos a gestionar el visado de Mauritania en su embajada. No nos hizo falta pues el calor no apareció en todo el día. Llegamos a las 11h a la puerta de la embajada después de atravesar todo Rabat con un tráfico increíblemente denso y un tanto caótico. Solo llegar nos aborda un hombre: “corred, corred! Van a cerrar las puertas! Tenéis que pedir el” formulier” y hacer una “fotocopí”! Entramos a la zona de visados, pedimos el “formulier” y… Se pas de formulier. Nuestras caras de no entender nada, de ir perdidos y de pensar que tendríamos que volver al día siguiente hizo que el funcionario mauritano se apiadara de nosotros y nos diera un formulier para hacer fotocopís. Corriendo nos fuimos a la busca de algún lugar donde nos hicieran la fotocopia. Lo encontramos. Pero no funcionaba la fotocopiadora (this is Africa). Así que a buscar otro lugar. Lo encontramos de nuevo. Un locutorio con cinco cabinas de teléfono todas ellas averiadas. Pero con una fotocopiadora funcionando.

Ya con los papeles fotocopiados, las fotos y los pasaportes nos volvimos a la embajada pensando que habrían cerrado. Pero no. Al funcionario le caímos bien y esperó a que llegásemos para cerrar la garita. Nunca sabremos si fue por casualidad o por esa extraña simpatía que sintió hacia nosotros, pero nosotros queremos pensar que fue por esto último. A la hora de pagar, otra sorpresa. No teníamos suficiente dinero y se impuso otro sprint al cajero más cercano. Y el funcionario, esperando. Todo eso se lo cobró después. ya veréis porqué.

Una vez todo entregado nos dio un papel con dos números y nos dijo que los visados estarían el mismo día a las 16h en punto. Lo recalcó un par de veces. Así que nos fuimos a comer. Nos sobraban 4 horas para recoger los visados. A las 4 menos 20 de la tarde ya estábamos en la puerta de la embajada (muy europeos nosotros…). Pero claro, esto no funciona así. Se abría la puerta, se entregaban diez visados según el orden de ese papelito que hemos comentado antes y se cerraba la puerta. Pero no se cerraba cinco minutos. Ni diez. Ni media hora siquiera. Se cerraba más de una hora cada vez. Se volvía a abrir, accedía Claudia con los números (recordad que las mujeres no hacen colas) y siempre la misma respuesta: “pas encore”. A esperar a la siguiente tanda. Así fueron pasando las horas hasta que finalmente a las 20h lo conseguimos. 8 horas de espera que pasamos entre la furgo, charlas con otros que también esperaban, fotos… Lo dicho, this is Africa.

No contentos con todas las horas de espera, decidimos intentar llegar a dormir a Marrakech. 360km a ritmo de T3 Syncro. O sea, mas de cuatro horas más una hora extra para encontrar el camping. Un camping, eso sí, espectacular. Llegamos a la puerta a la 1.30 de la madrugada y el dueño nos abrió no sin antes decirnos “pero… sabéis qué hora es?! Unas risas y a dormir.

DSCF0159

DSCF0162

DSCF0163

DSCF0164

DSCF0165

DSCF0167

DSCF0172

DSCF0173

DSCF0176

DSCF0182

DSCF0184

DSCF0185

DSCF0186

DSCF0189

DSCF0190

DSCF0194

DSCF0195

Anuncios
Categorías: 10fronterasfotofurgo, aventura, camper, campervan, cancer, claudia maccioni, jose ramon puig, ONG, Patrocinador, Patrocinio, volkswagen, Volkswagen Vehiculos Comerciales | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: